Entretenimiento y nada más.

Ante la inevitable pausa necesaria de las ligas de fútbol debido a la pandemia que estamos sufriendo, se generó la idea en varios países del mundo de recrear el mismo calendario de juegos de forma virtual, es decir, con ayuda de los videojuegos, en este caso, el “FIFA”.

 

México no fue la excepción y desde el pasado viernes 10 de abril inició la “eLiga MX”. El mismo calendario que se jugaba en el Clausura 2020 será disputado por todos los clubes de la Primera División Profesional, y tres representantes de cada equipo son los encargados de encender su consola PlayStation.

 

Es, sin duda alguna, una gran idea comercial y de entretenimiento, ya que las televisoras no pierden de ninguna forma. Los patrocinios previamente acordados con las grandes empresas se irían al abismo si no se hubiera sacado esta idea, pues al tener partidos diarios, más goles y más tiempo libre en pantalla hay más oportunidad de sacar dinero con menciones de marcas, así como mayor espacio libre para imágenes y comerciales promocionales.

 

De igual forma, el raiting sube de manera exponencial; es cierto que hubo privación de toda clase de eventos al aire libre y que fueron alrededor de dos semanas perdidas en cuanto a programación deportiva se refiere, sin embargo, con el torneo virtual de forma diaria y continua se recuperaron seguidores a las televisoras que ya estaban perdiendo la atención debido a las nuevas plataformas digitales (Netflix, Amazon, etc.).

 

No obstante, esto afecta únicamente al Torneo de Fútbol de la Liga MX, al Clausura 2020, ya que los resultados que se dan a través de la eLiga MX no pueden ser registrados ni contabilizados para el progreso del torneo real, así que todas las jornadas se están perdiendo, aspecto que tiene muy preocupados a los dirigentes de la Federación Mexicana de Fútbol, quienes ya están en pláticas para definir el rumbo que tomará la conclusión del certamen. En otras palabras… el torneo virtual es histórico por no haberse realizado ni transmitido a nivel nacional previamente, sin embargo, el registro de su actividad no beneficia a nadie, es decir, es “entretenimiento y nada más”.

  • Archivo DeporPuebla
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Archivo DeporPuebla
2011-2019

DEPORPUEBLA

@DeporPueblaRHE

Revista
DeporPuebla

deporpuebla_oficial