ANA ZULEMA IBÁÑEZ GANÓ SU ÚLTIMA MEDALLA DEL AÑO CON LA TRIBU VERDE.


Una de las joyas de los Aztecas de la UDLAP (Universidad de las Américas Puebla) regresó a la alta competencia mundial al participar en el Open Internacional Bicentenario Perú de taekwondo; y lo hizo de gran forma, pues consiguió una medalla de bronce en la modalidad poomsae.

Atrás quedó la lesión de rodilla para Ana Zulema Ibáñez, la joya de la Tribu Verde, exhibiéndolo en el evento de la Federación Deportiva Peruana de Taekwondo, cuyo poder de convocatoria fue máximo al otorgar 20 puntos al ranking olímpico y mundial de la WT; por ello congregó a decenas de competidores de distintas nacionales. “Este fue el último abierto internacional del año a nivel América y el que tuvo más nivel, porque fueron países como Ecuador, Puerto Rico, China Taipei y de Centroamérica”, informó la miembro de los Guerreros Verdes.

Ante esta primicia, la múltiple medallista entró al tatami sobre el Polideportivo 3 del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Videna, dispuesta a darlo todo en la competencia de poomsae versus, modalidad del taekwondo que pone frente a frente a dos competidoras para hacer los mismos movimientos y acorde a la apreciación de los jueces una de ellas avanza a la siguiente ronda. Así, Ana Zulema Ibáñez se impuso en octavos y cuartos de final a dos representantes de Perú, quedándose en semifinal y con la medalla de bronce luego de un gran duelo.

“Fue grato regresar a las competencias y nuevamente estar en el pódium internacional después de la operación y de la rehabilitación, significa que algo he hecho bien durante estos meses. (La medalla) me sigue demostrando de lo que soy capaz, tengo mucho por entregar, si tienes tu enfoque en aquello que quieres y trabajas los resultados se van a dar”, expresó la Azteca de taekwondo a su regreso a la UDLAP.

Asimismo, expresó que Perú es una gran plaza para ella, ahí ganó su primera medalla en Juegos Panamericanos, su cuarta presea en campeonatos mundiales y ahora un metal internacional nuevo tras su regreso por lesión. “Para mí es como un segundo hogar, se ha vuelto un país que me gusta mucho su cultura, su comida, su gente, por eso lo considero un lugar con mucho magnetismo hacia mí para lograr muy buenos resultados”, agregó.

Paradójicamente este resultado, más lo conseguido en CONADEIP hace unas semanas, cierran el año para Ana Zulema en lo deportivo y ahora será turno de enfocarse en lo académico pues la joya Azteca está en el final de sus estudios de la Licenciatura en Arquitectura de Interiores, donde obtendrá buenos resultados como lo ha hecho hasta ahora. Pero también dejando la incógnita si regresará el siguiente año a competir por México. “Lo estoy pensando y meditando”, expresó la estudiante de la UDLAP.