ANTE TIJUANA, PUEBLA NO CAERÁ EN EXCESOS DE CONFIANZA