BERENICE SALAZAR: “QUIERO DESPEDIRME COMO CAMPEONA NACIONAL”.


Hace algunos días, Berenice Salazar sudó por última vez el jersey de Halcones de la Universidad Interamericana en el Nido Naranja. Y es que la basquetbolista poblana, al participar en la victoria ante ULSA Neza, jugó su último partido como estudiante-deportista de La Inter, esto en lo que respecta a la temporada regular en la División II de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil.

Berenice Salazar se vinculó hace seis años a la Universidad Interamericana gracias a una beca que, en primera instancia, le permitió estudiar la Licenciatura en Nutrición y Tecnología de los Alimentos y, posteriormente, la Maestría en Educación. Hoy, el tiempo de elegibilidad está por terminar y la alera de La Inter tiene claro que quiere despedirse como campeona en el certamen nacional de División II, mismo que en los próximos días se llevará a cabo en UVM Lomas Verdes, sede en donde en juego estarán dos boletos a la máxima categoría.

“Ya jugué mi último partido en casa. Me voy alegre porque es algo que ya había pensado y estaba preparada para ello. Pienso en el equipo y pienso también que me queda una semana como jugadora universitaria y tengo muy claro que deseo aportar todo lo que pueda para lograr el ascenso de mi equipo porque es algo por lo que se ha luchado durante varios años. Yo quiero despedirme como campeona nacional y sé que puedo lograrlo porque tenemos un gran equipo y aunque los rivales tienen mucha calidad, nosotros tenemos con qué competirles”.

Durante seis años, Berenice Salazar pasó de todo en su estadía con los Halcones. La alera poblana disfrutó triunfos, afrontó derrotas, se lesionó y también se levantó para regresar a la duela, sin embargo, reconoce que lo mejor de jugar con el jersey naranja está ligado a la oportunidad de compartir equipo con su hermana Brenda Salazar, hoy destacada basquetbolista profesional.

“El coach Manuel Ordaz fue alguien muy importante para que hoy sea quien soy; me ayudó a crecer y a entender que esto, más que un equipo, es una familia. Sin duda, el mejor momento con el equipo fue la temporada en la que me tocó ser compañera de mi hermana Brenda porque ella, con toda su experiencia, fue un apoyo importante para impulsarme cuando yo venía saliendo de una lesión. Este nacional de División II va dedicado a mi familia y a mi equipo y espero que sepan que voy a dar todo para regresar a casa con el campeonato”, señaló Berenice Salazar.