top of page

CELEBRAN CON AMPLIA PARTICIPACIÓN LA SEGUNDA EDICIÓN DEL TRAIL BOSQUE DE NIEBLA BUAP 2023.

Con la participación de más de mil personas, casi el doble del año pasado, el Trail Bosque de Niebla BUAP 2023 se convirtió este domingo en una fiesta deportiva enmarcada en los paisajes de la Sierra Nororiental de Puebla, donde universitarios, atletas destacados y público en general recorrieron las rutas de 12 y 38 kilómetros.

En punto de las 7:00 horas, en el arco de salida ubicado en la Plaza Cívica de Teziutlán, los contingentes que corrieron por los 38 kilómetros arrancaron tras el banderazo de salida. A ellos se unieron poco después los corredores de 12 kilómetros, con lo cual se inició una de las carreras de montaña más importantes del estado en medio de un ambiente festivo.

El presidio estuvo conformado por el director de Deporte y Cultura Física de la BUAP, Miguel López Serrano, quien acudió en representación de la Rectora María Lilia Cedillo Ramírez; la directora del Instituto Poblano del Deporte, Yadira Lira Navarro; la regidora Elena Hernández Mota, representante del presidente municipal de Teziutlán, Carlos Enrique Peredo Grau; el director del Complejo Regional Nororiental, Sergio Díaz Carranza; y el director de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias, Armando Ibáñez Martínez.

Los desniveles, algunos de hasta 700 metros, pusieron a prueba las habilidades en la naturaleza de las y los corredores de este Trail. No obstante, de la misma forma disfrutaron del bosque de encinos, los árboles frutales, los senderos escarpados, las cuevas y el cruce de ríos y arroyos que ofrece la Sierra Nororiental de Puebla.

Con el Trail Bosque de Niebla BUAP 2023, no sólo el fomento al deporte y la sana convivencia se cumplen como parte de los objetivos, sino que además se alienta e incentiva la economía de este municipio y de la región.

Como parte de la ruta se siguió el cerro de Chinautla, una de las partes más elevadas con 2 mil 240 metros sobre el nivel del mar, después siguió un descenso pronunciado hacia la parte más baja a mil 400 metros sobre el nivel del mar. La ruta marcó nuevamente un ascenso hacia un ejido de Atoluca y de ahí hasta la ciudad de Teziutlán.

La seguridad estuvo a cargo de personal de DASU, policía municipal, personal de tránsito, así como personal de Protección Civil, los participantes tuvieron apoyo del área de fisioterapia de la BUAP, además de contar con centros de rehidratación y de asistencia médica.

Comments


bottom of page