DE MANERA DRAMÁTICA, REPÚBLICA DOMINICANA AVANZÓ A LA FINAL DEL TORNEO PREOLÍMPICO.






Por Ricardo Hernández Esparza

Fotos / Kevin Ricardo Hernández Chevalier


República Dominicana se apuntó su segunda victoria del Torneo Preolímpico de Béisbol tras dejar tendidos en el terreno a los holandeses por cuatro carreras a tres y con ello amarró su presencia en el choque donde estará en juego el último boleto a los Juegos de Tokio.

El pitcher ganador del encuentro de este jueves fue Jairo Ascensio y el que cargó con el descalabro fue Franklin Van Gurp.


El desenlace.

Con la pizarra empatada a 3 en el cierre de la novena entrada, Ramón Torres lanzó la voz de ataque con hit al jardín izquierdo y en lanzamiento que no pudo controlar el catcher llegó a la intermedia, tras lo cual Baldovino llegó a primera por base por bolas, ante lo cual Gustavo Núñez recibió la orden de tocar de sacrificio, lo que hizo, propiciando que el hombre que custodiaba la tercera base bajara a asistir tomando la pelota, pero su tiro a primera base fue tan malo, que no pudo ser atrapada por el inicialista, lo que aprovechó Torres para timbrar la de la victoria.


A esperar.

Ahora, a República Dominicana le toca esperar al ganador del encuentro de este viernes que disputarán holandeses y venezolanos, para buscar el sábado el último boleto disponible para los Juegos de Tokio.


El juego.

Un auténtico duelo de pitcheo el que disfrutamos por espacio de 5 entradas y media en el Hermanos Serdán con el aseado trabajo de Oswaldo Bido (4 innings) y Marcos Diplan (2 episodios) por los dominicanos ante el holandés Tom De Bluk que se mantuvo en el montículo por cinco innings y dos tercios hasta que finalmente fue sacudido por el poder de los bateadores rivales.

Y es que en ese sexto capítulo, el pitcher De Bluk ya había dominado a dos bateadores, cuando Johan Mieses se paró en la caja de bateo y con estacazo espectacular, puso la pelota del otro lado de la barda por el rumbo del jardín izquierdo, lo que evidentemente sacó de control al lanzador que aceptó doblete de su siguiente adversario, Diego Goris, lo que le representó salir del encuentro para dejar su lugar a Mike Gruen, que arrancó su labor regalando la base por bolas a Ramón Torres y luego Poldani Baldwin le encontró la pelota para conectar limpio doblete que mandó a la registradora a Goris y Torres para poner la pizarra 3-0 a favor de los dominicanos.

En la séptima entrada, el manager dominicano Héctor Borg decidió mandar a Luis Castillo a la lomita que sin problemas retiró el inning en cuatro hombres, por lo que Dominicana volvió a la ofensiva para cerrar el episodio y tras embalarse Emilio Bonifacio en error del segunda base, de pronto una nube que pasó por el parque decidió soltar toda su carga de agua por espacio de cinco minutos alrededor de las siete de la noche con 34 minutos, lo que obligó a detener el encuentro que hasta ese momento llevaba buen ritmo.

Afortunadamente el choque se pudo reanudar alrededor de las 20 horas con 40 minutos, aunque la pausa aparentemente afectó a los dominicanos que en la octava entrada, ya con dos outs en la pizarra, permitieron cuadrangular del bateador emergente Curt Smith con uno en base, lo cual cerró el encuentro, situación que en la novena entrada no dejó escapar Holanda, que abrió con doblete de Richardson quien llegaría más tarde a la tercera base por wild pitch, dejando la mesa puesta para que con imparable al central de Ricardo Daskenko se empatara el partido a tres de manera por demás increíble.

Pero vendría la parte baja de la novena entrada en la que los dominicanos dejaron tendidos en el terreno a sus rivales tal y como lo escribimos anteriormente.