top of page

DESDE LA ACADEMIA Y LA CIENCIA, LA BUAP ABONA A LA PLANEACIÓN TERRITORIAL SOSTENIBLE EN EL ESTADO.


Desde la academia se generan propuestas y estrategias para que el crecimiento urbano territorial sea un proceso ordenado y sostenible que permita reducir efectos adversos a los recursos naturales. Tal es el caso de dos libros de reciente publicación, resultado de la investigación que se realiza en la BUAP: Metabolismo urbano rural de las zonas metropolitanas de Puebla. 2000-2021, de Guadalupe Azuara García; y, Propuesta de Criterios Eco-Bioculturales para la Planeación Territorial en el Estado de Puebla, de Benjamín Ortiz Espejel.

Adscrita al Centro de Investigación en Biodiversidad, Alimentación y Cambio Climático (CIBACC), del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP), Guadalupe Azuara -con sus colaboradores Efrén Palacios Rosas y Milton Villegas Mendoza- evaluó las aglomeraciones metropolitanas de Puebla, en las que los impactos a los ecosistemas se visualizan como resultado de las profundas transformaciones del territorio, debido al crecimiento y funcionamiento de la metrópoli.

Doctora en Ingeniería Agraria, Alimentaria, Forestal y en Desarrollo Rural Sostenible por la Universidad de Córdoba, España, nivel I del Sistema Nacional de Investigadores, señala que el objetivo del proyecto fue establecer algunas recomendaciones en políticas territoriales, para reencauzar las formas de apropiación del territorio; esto es, contrarrestar la expansión urbana desmedida para proteger las áreas de producción de los principales servicios de los que depende la biodiversidad en dichos territorios.

Con lo anterior se busca garantizar la seguridad hídrica, alimentaria y energética, que encierran la atención de problemáticas como cambio climático, riesgos, vulnerabilidad y pobreza. El estudio se centra en tres zonas metropolitanas: Puebla-Tlaxcala, Tehuacán y Teziutlán, representativas del crecimiento urbano del estado, en las que habitan 3 millones 695 mil 957 personas: 56.14 por ciento de la población del estado; la zona metropolitana Puebla-Tlaxcala concentra el 48.6 por ciento del total.

En cuanto al libro Propuesta de Criterios Eco-Bioculturales para la Planeación Territorial en el Estado de Puebla, de Benjamín Ortiz Espejel –y los coautores Eduardo Cuesta Mejía, Jesús Hernández Castán y Enrique Rosano Reyes-, parte de la necesidad de incluir elementos, desde la dinámica de las cuencas hidrológicas y la presencia de los pueblos indígenas, en la planeación territorial y el diseño de políticas públicas en Puebla.

“La dinámica entre naturaleza y cultura tiene una clara expresión en las diversas formas de apropiación de los ecosistemas. Sin embargo, esta interdependencia no ha sido valorada en los modelos de planeación y desarrollo de los gobiernos”, refiere su autor. Esta obra aporta una metodología desde una base cartográfica que considera las 32 regiones administrativas del estado de Puebla, con una novedosa forma de mirar los paisajes y territorios.

La investigación fue realizada de 2020 a 2021, en el CIBACC del ICUAP. Su autor, Benjamín Ortiz Espejel, es ingeniero agrónomo por la UAM-Xochimilco, maestro en Antropología Social por el Centro de Investigaciones y Estudios Superior en Antropología Social, y doctor en Ecología y Manejo de Recursos Naturales por el Instituto de Ecología.

Sus resultados permiten visualizar la necesidad de una estrategia regional a largo plazo para la planeación territorial del estado, que considere la calidad de las cuencas, la presencia de los pueblos originarios y el grado de conservación de la vegetación.

Ambos títulos fueron editados por el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Educación Pública y el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla.



Comentarios


bottom of page