EMPRESARIA MOTIVA A ESTUDIANTES DE IMM Y UMAD A “LUCHAR POR SUS SUEÑOS”.




“De las caídas se aprende” fue el nombre de la conferencia impartida por la Mtra. Verónica Ramos, directora de “Ramse Travel”, empresa dedicada a la renta de autobuses y camionetas; quien además es integrante del Consejo de Procuración de Fondos del Sistema Educativo Madero, y egresada del Instituto Mexicano Madero.

Durante la charla llevada a cabo de manera presencial para los alumnos de la Universidad Madero y a través de zoom para estudiantes del IMM planteles Centro y Zavaleta, así como de UMAD campus Papaloapan; la ponente invitó a los jóvenes a reflexionar en lo que realmente les produce felicidad, indicando que muchas veces la felicidad y el éxito se confunde con tener mucho dinero, pero en realidad cuando alguien encuentra su pasión y se esfuerza, el dinero llega solo e incluso pasa a segundo plano.

Al relatar que tras dirigir “Ramse Travel” por 12 años, ha logrado cosas que nunca imaginó en un ambiente dominado por hombres en donde ha tenido que enfrentar grandes retos, exhortó a los asistentes a nunca dejar de luchar por sus sueños e incluso dijo a los estudiantes que si no les gusta su carrera, no tengan miedo de cambiarse, pues “nunca es tarde para nada y nunca hay que perder la fe en uno mismo”.

De igual forma recomendó a los jóvenes a siempre ir un paso adelante, prepararse, aprender idiomas, estar atentos, observar y sobre todo aprovechar las oportunidades que se presenten. Asimismo los exhortó a quitarse las culpas y en lugar de ello asumir la responsabilidad de sus actos; dijo que en la vida es importante escuchar las experiencias de otros así como consejos y sugerencias, pero finalmente decidir por uno mismo de forma consciente y responsable.

“Les espera lo que no se imaginan, solo aplíquense y créansela… que todas las noches cuando se acuesten digan ‘valió la pena el día de hoy’”, fueron algunas de las palabras motivadoras que la Mtra. Verónica Ramos dirigió a los alumnos maderistas.

Estas actividades forman parte del programa “La Llama de la Esperanza” a través del cual se brindan becas a estudiantes del Sistema Madero con gran potencial académico pero escasos recursos económicos; así como capacitación gratuita a jóvenes que no estudian ni trabajan, con el objetivo de insertarlos a la actividad económica y de esa forma contribuir a mejorar la calidad de vida de la sociedad.