EN LÍNEA DEPORTIVA, LA COLUMNA DE PEPE HANAN.


Mal ambiente.

Muchos se preguntan qué está sucediendo con el Puebla de la franja y sus crisis de resultados donde, en los últimos cuatro partidos, no ha podido obtener la victoria y suma sólo dos puntos de doce posibles.

Ya en una entrega anterior traté de explicar el avance futbolístico que traen los demás equipos y que han logrado alcanzar el nivel que ostentaba el equipo de la franja, sin embargo, algunos factores externos tendrían que ver con la supuesta baja de juego de la escuadra.

Una situación tiene que ver con el mal ambiente que se ha generado desde la directiva (empleada) con el plantel, donde incluyo a jugadores y cuerpo técnico.

Desde aquel desafortunado tuit en el que entre Ro(b)a, Rivello y el tunde teclas de Néstor, se burlaron del Monterrey y Javier Aguirre y donde vino el deslinde por parte de Larcamón donde aseguró que ni esas publicaciones y menos esos sujetos representaban al plantel del Puebla, las cosas y el ambiente se empezaron a descomponer.

Vino después una reunión a puerta cerrada entre jugadores y cuerpo técnico donde se decidió que los temas relevantes de sueldos, premios y primas ya no serían tratados con Ro(b)a y los 40 ladrones pues jamás les cumplían y los premios tampoco llegaban y que por lo tanto lo hablarían con la única persona en la que confiaban que no era otro que Benjamín Salinas con quien el Capitán Salas mantiene comunicación junto con otro grupo de jugadores del plantel.

Esta situación agravió al ‘Hobbit’ Ro(b)a quien se sintió ofendido y emprendió después de la derrota en Toluca una campaña a través de sus ‘quemados’ Bots en redes, argumentando que Salas era un estorbo, que no debería de jugar y cualquier cantidad de lindezas en contra de uno de los mejores contenciones del fútbol mexicano y pilares del equipo tanto en lo futbolístico como en lo moral, adentro del vestidor.

Desgraciadamente para los ‘empleaduchos’ del Club encabezados por el ‘Hobbit’ Ro(b)a, sus bots ya son ‘ sábanas muy orinadas’ y sumamente visibles, pues siempre son los mismos que han atacado a quien esto escribe y a quien se atreve a discernir del mandato de este aspirante a dictadorcillo quienes incluso se atrevieron osadamente a atacar al Sr. Gobernador Miguel Barbosa en su visita al Cuauhtémoc el día de la gran fiesta post-partido en lo que era conocido como Corona Lounge. Y que fueron los mismos que encabezaron la ofensiva de insultos y bajezas contra el Capitán del equipo, Javier Salas, quien había decidido que ya no tratarían con los empleados y empleadas de aquí de Puebla.

Los bots son tan visibles y notables que ya requieren renovar la plantilla pues con los que cuentan no engañan ni a la abuelita de Caperucita Roja.

La fractura, así lo nieguen entre jugadores y cuerpo técnico contra empleados del club (pseudo directivos ) es tal, que el rendimiento de la escuadra se ha visto afectado aún y cuando en el vestidor se mantiene una unión a prueba de balas.

Tanto escaló el asunto que Benjamín Salinas ya fue informado por parte de los jugadores de las fechorías de Ro(b)a y la forma en que ataca a sus mismos jugadores, cuando considera que alguno de ellos le estorba para lograr sus perversos fines.

Se confía en que a pesar de todo la escuadra de Larcamón pueda retomar el ritmo y llegar fuertes a la liguilla, se viene un encuentro clave frente al alicaído León donde se espera que la franja se pueda traer los tres puntos del Bajío después del doloroso empate frente a los Pumas de la UNAM el viernes pasado.

Si la franja logra derrotar a la escuadra de Holan, seguramente terminará el torneo entre los cuatro primeros; si se pierde, la situación se va a complicar para entrar directo a la liguilla.

Aunque por la buena primera mitad del torneo que tuvo la escuadra la entrada al repechaje está 100 % asegurada, pero como le decía, lo ideal sería meterse entre los cuatro mejores del torneo.

Ojalá desde CDMX y el Ajusco se meta orden para que a los jugadores y cuerpo técnico los dejen trabajar en paz y puedan obtener los resultados y objetivos trazados.

Pues aquí ni el ‘Chompiras’ Jiménez de quien se supo que el Sr. Salinas no ubica ni conoce, ni Ro(b)a, ni su cómplice en lo administrativo de apellido Flores, ni absolutamente nadie, tiene la capacidad para poder cerrar filas con el equipo y empujar para tratar de lograr lo que tanto desea la afición poblana que no es otra cosa que un título de liga.

Como aficionados no nos queda más que apoyar con todo a los jugadores y cuerpo técnico y hacer a un lado a estos ‘pillos’ que solo vinieron a Puebla a llenarse los bolsillos.

Por el equipo y por la afición, que las cosas se arreglen a la brevedad.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan