top of page

EN LÍNEA ESTADÍSTICA, LA COLUMNA DE RICARDO HERNÁNDEZ ESPARZA.

A ti, Martín.


Esta semana, con el fallecimiento de Martín Quintanilla Solís, la sensación que me queda es haber sufrido una doble pérdida.

Una, que ya no habrá más llamadas con el amigo, el que siempre tenía una palabra de apoyo o del saludo oportuno, considerando que si bien es cierto no nos veíamos seguido, la amistad forjada desde hace más de 35 años nos mantenía atentos uno del otro.

Y la otra es que con Martín también se van muchos años de experiencia en el medio reporteril deportivo, hechos y anécdotas de alguien que abrazó esta noble actividad cuando todo era muy complicado.

Porque no solamente era ir a los juegos del Puebla o a ruedas de prensa y ya. Era ir al evento, salir de ahí, llegar al canal, ver las imágenes grabadas por los camarógrafos, escoger las necesarias para vestir la nota y editarlas, y de mucho de ello se encargaba Martín en el proceso final, para irse a descansar muy poco tiempo y regresar a hacer la sección que no sólo incluía lo del fútbol, por dar un ejemplo, sino de otras actividades que surgían en el transcurso del día.

Y era tanta la pasión y amor que Martín le ponía a su trabajo, que nunca lo vi quejarse.

Mi querido amigo, a quien el productor de Contacto Deportivo, Rames Alle Garibay, se refería cariñosamente como “chaparro”, siempre andaba activo, pensando qué nuevas cosas podía hacer para estar al día, independientemente de que en el plano personal siempre tuvo tiempo para refrendarnos su respeto, compañerismo y amistad.

Por eso no fue casualidad que la noche del miércoles llegara tanta gente a despedirlo, incluidos muchos ex jugadores del Puebla de antaño, de una época en la que el reportero podía ser amigo del futbolista y éste último entendía la labor del reportero.

Descansa en paz, amigo. Siempre te recordaremos.


Peor, posible.

Me dio mucha risa leer y escuchar, después de la victoria de México sobre Jamaica por un gol a cero, a algunos “jilgueros” celebrar como si el triunfo hubiera sido por 5 ó 6 goles, tal y como sucedía en el pasado, y mandando saludos a muchos, según ellos, que seguramente estarían en el baño rumiando su coraje.

Bueno, pues no pasó mucho tiempo para que a esos porristas convertidos en pseudo periodistas, se les cayera el teatro, tras la lamentable actuación de México ante Venezuela y donde quedó en evidencia que más allá de todos los factores que han llevado a esta crisis al representativo ‘nacional’, el puesto le ha quedado muy grande a Jaime Lozano, al que ya vimos, pocos le hacen caso en la cancha y peor aún, ya a nadie le inspira respeto.

Obviamente, si México cae ante Ecuador, se dice fuerte y quedito que el Jimmy será sustituido y se barajan los nombres de Almada y Jardine, para ver si las estrellas del tricolor quieren jugarle al que le toque en suerte dirigirlos.

En tanto, en la Federación Mexicana de Fútbol, todo se encuentra en calma con los que toman las decisiones, porque la culpa es de los demás, no de ellos. Y así, es muy cómodo continuar.

En tanto, en el viejo continente, la Euro inicia este sábado su etapa de octavos de final sin un claro favorito, porque ni el anfitrión Alemania puede darse por bien servido al tocarle Dinamarca como rival.

Lo que sí es un hecho, es que en términos generales el torneo ha dejado mucho qué desear en lo futbolístico. Ojalá venga lo mejor.

Por hoy es todo, si Dios quiere, aquí estaremos la próxima semana. Mi twitter: @DeporPueblaRHE.

Comments


bottom of page