top of page

EN LÍNEA ESTADÍSTICA, LA COLUMNA DE RICARDO HERNÁNDEZ ESPARZA.


Lo que va a pesar.


Con tristeza, vemos que con todo y un par de cambios de técnico, el Puebla simple y sencillamente no levanta.

Inició Ricardo Carbajal que entre torneo y torneo perdió el control del vestuario y se tuvo que ir. Después, como interino, apareció Fernando Aristeguieta que en dos encuentros sumó uno de seis puntos posibles.

Y recientemente llegó Andrés Carevic que en par de encuentros no pudo llevar a la franja a la victoria, lo que ha hecho pensar a varios que el problema radica en el bajo nivel del plantel, aunque es extraño si consideramos que del torneo anterior al actual la única baja sensible fue la de Guillermo Martínez, por lo que prácticamente el mismo grupo logró 25 puntos y se metió de manera directa a los cuartos de final.

Cómo sea, hoy vivimos una etapa aterradora no por lo que significa cerrar el torneo en el último lugar de la general, sino por el impacto que tendrá en la tabla de promedios.

Y es que al concluir el Clausura 2024, de dicha tabla le borrarán a la franja lo hecho en los Torneos de Apertura 21 y Clausura 22, lo que significa que le quitarán 24 puntos del primero y 26 del segundo, a pesar de lo cual se mantendrá más o menos en un lugar decente, pero si sigue la tendencia de lograr pocos puntos, y no lo quiero espantar, al final del Clausura 2025, le borrarán lo hecho en las competencias del Apertura 2022 y Clausura 2023, la primera dirigida por Larcamón y la segunda por Eduardo Arce, que en conjunto, le dejaron a los Camoteros 44 unidades… y entonces sí, a sufrir (más).

 

Por hoy es todo, si Dios quiere, aquí estaremos la próxima semana. Mi twitter: @DeporPueblaRHE.

Commentaires


bottom of page