JAVIER FARFÁN CUMPLE SUS METAS EN UMAD



Dos años atrás, Javier Farfán decidió ingresar a la Universidad Madero para estudiar la Licenciatura en Administración e Innovación de Negocios y a la par jugar con los Tigres Blancos en la División 1 de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil.

El estudiante originario de Colombia se planteó numerosas metas: dar lo mejor en la cancha, aprovechar la oportunidad de estudiar en una de las mejores universidades de México y conseguir notas destacadas que le permitieran ser partícipe de la Ceremonia al Mérito Académico John Wesley.

En este breve periodo como maderista, Javier Farfán obtuvo lo que se propuso. Y es que, a pesar de lesionarse, logró debutar en Liga ABE y, en el rubro académico, el estudiante deportista recién formó parte de la Ceremonia al Mérito Académico John Wesley, misma que se llevó a cabo de manera virtual y a la que accedió gracias a lograr un promedio de 9.7 en el periodo 2019-2020.

Estos objetivos cumplidos motivan a Javier Farfán Galindo a seguir desarrollándose como estudiante y prepararse para cuando sea momento de regresar a la práctica deportiva.

“Por el momento el deporte debe esperar, pero mientras eso sucede el cuerpo y la mente deben estar fuertes ante los retos que la vida nos presenta en este tiempo que al menos para mí ha sido de mucha reflexión y de replantearme muchas cosas.

Cuando vine a México tras recibir una invitación del coach Juan Manuel Solano para jugar con los Tigres Blancos UMAD no lo dudé porque quería ser parte del equipo y de una institución metodista”.

Tras ser reconocido en la Ceremonia al Mérito Académico John Wesley, Javier Farfán se planteó nuevos retos como estudiante-deportista de la Universidad Madero.

“Quiero mejorar como estudiante y responder a las expectativas que me he generado. El momento por el que estamos pasando para muchos es difícil, pero yo lo veo como una etapa de reflexión, de crecimiento y mejora individual. Por otra parte, cuando se retome la parte deportiva creo que todos valoraremos más nuestra disciplina porque seguramente no habíamos estado tanto tiempo alejados de las prácticas, pero cuando lleguemos a esa etapa debemos estar fuertes mentalmente para aprender de lo que la vida nos presenta”.