top of page

JERÓNIMO REAL, MONARCA DEL AJEDREZ, CON EL ESCUDO DE BORREGOS BIEN TATUADO.


Por segundo año consecutivo, Jerónimo Real Pereyra se proclamó campeón nacional en la categoría expertos, del “Campeonato Nacional e Internacional, Abierto Mexicano de Ajedrez”. No en balde, la Federación Internacional de Ajedrez, le otorgó a Jerónimo Real el título de Maestro FIDE.

En cada partida y en cada torneo, el estudiante de último año en Inteligencia de Negocios por el Tecnológico de Monterrey campus Puebla, refrenda su sitio dentro de la élite de los maestros del ajedrez en México.

La categoría expertos del “Campeonato Nacional e Internacional, Abierto Mexicano de Ajedrez”, comprende 8 rondas, una el primer día y dos los siguientes 4, con batallas verdaderamente extenuantes que pueden durar hasta 4 horas por ronda.

Al ser una categoría abierta, el certamen incluye a los más avezados ajedrecistas del país y allende las fronteras, todos compitiendo por un título, que Jerónimo Real ha hecho suyo durante los últimos 2 años.

Ahora Jerónimo encara el proceso hacia lo que será su última “Universiada”, donde también ha sido un triunfador y ganador de medallas a granel, con 5 en total durante sus 2 años de participación.

Como uno de los baluartes de Borregos Puebla, Real Pereyra ha sido fundamental en la labor del equipo que comanda Gerardo Ortiz Pizzini, con presencia en el pódium de la CONADEIP durante toda su carrera.

“Mi papá nos enseñó desde pequeños, él quería utilizarlo como una herramienta pedagógica, y a mis hermanos y a mí nos encantó el juego, nos lo tomamos muy en serio, siempre fue un entorno lleno de ajedrez”, evocó con cariño el ajedrecista del Tec Puebla, al recordar sus inicios en el “deporte ciencia”.

Jerónimo ya vislumbra estudiar una maestría en el Tec Puebla, tan pronto concluya su carrera en diciembre de este año. Eso le permitirá continuar con sus estudios y seguir representando a los Borregos en los eventuales torneos de la CONADEIP.

“Yo tengo muy en cuenta cómo el Tec Puebla confió en mí, por eso me hace muy feliz devolverle eso con las medallas y yo contentísimo, tengo el escudo del Tec bien tatuado”, mencionó un satisfecho Jerónimo Real.

Un ganador nato como Jerónimo, mantiene el cariño por su disciplina y goza del ajedrez como lo ha hecho desde el primer día: “mi meta más grande en el ajedrez, no es tanto competitiva, mi meta más grande es disfrutar del ajedrez hasta el último de mis días”, remató el originario de Yucatán.



Bình luận


bottom of page