JUAN PABLO BRAVO, COACH MADERISTA: “ME SIENTO CONTENTO POR ESTA NUEVA ETAPA EN EL BASQUETBOL”.


Hace casi dos décadas, Juan Pablo Bravo Pedraza tuvo una destacada trayectoria como basquetbolista colegial e incluso, gracias a su talento y liderazgo, representó a México en la Universiada Mundial de Daegu, Corea, esto en 2003.

Posterior a esta etapa en las duelas, Juan Pablo Bravo incursionó en el basquetbol profesional. En este rubro obtuvo la distinción de Novato del Año 2006 de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, convocatoria al Juego de Estrellas y, tiempo después, un lugar en el roster que participó en la Liga de las Américas.

Hoy, toda esa experiencia adquirida, es vertida por el coach maderista Juan Pablo Bravo Pedraza a los equipos de las categorías Juvenil B y Juvenil C del Instituto Mexicano Madero, quienes, después de preparase durante un semestre, ya se enfocan en nuevos retos para el siguiente ciclo escolar.

El coach maderista realizó un recuento de sus primeros meses como entrenador de unos equipos con amplia historia y poseedores de vasto palmarés en el escenario nacional.

“Me siento contento por esta nueva etapa en mi trayectoria en el basquetbol. A nivel juvenil y universitario obtuve mucha experiencia, pero ser coach es algo totalmente diferente porque esto implica tomar decisiones, motivar al equipo y encaminarlo a exponer su mayor potencial. En la institución se siente y percibe esta pasión por el deporte y el basquetbol, lo cual es importante para mantener la identidad en este destacado grupo de jugadoras que tengo a mi cargo en las categorías Juvenil B y Juvenil C”.

Los primeros meses de Juan Pablo Bravo como coach maderista sirvieron para exponer su filosofía de juego a las integrantes del equipo y, al mismo tiempo, para ubicar el nivel y áreas de oportunidad de cara a futuras competencias.

“Los primeros meses fueron de mucho trabajo y entrenamiento, de ubicar en dónde estamos y en dónde queremos estar. Hoy nos acercamos a una nueva etapa como equipo y siempre pensando que no solamente entrenamos para formar deportistas sino para ayudar a formar mejores seres humanos”, señaló el coach Bravo.