top of page

MARIO ABULARACH, DE LINAJE BORREGO.


Pocos jugadores están tan identificados con Borregos, como el lagunero Mario Abularach. El liniero defensivo del Tecnológico de Monterrey campus Puebla, lleva tatuados los colores de la institución desde pequeño, en pocas palabras: es Borrego desde la cuna.

Abularach defiende los colores de los Borregos del Tecnológico de Monterrey campus Puebla, en cada jornada dentro de la ONEFA acrecienta la reputación que se ha ido ganando a pulso, pero además, lleva en los hombros el apellido de una dinastía que formó parte de la historia de los Borregos Laguna.

Sus tíos y su papá fueron jugadores del programa de futbol americano del Tec de Monterrey en la “ciudad de los grandes esfuerzos”, y quizá sin proponérselo, allí sembraron la semilla de la pasión por este deporte en Mario.

Abularach ha sido una pieza fundamental en el tablero de ajedrez que el coach Sergio Zuloaga ha montado a la defensiva, y con la experiencia obtenida después de sus primeras dos temporadas, las expectativas para la campaña que inicia el 7 de septiembre visitando al campus Estado de México, son muy altas.

“Tenemos el objetivo bien claro: es el campeonato. Tenemos la seguridad que este es el año, pero ahorita hay una frase que traemos: que el campeonato no podemos ganarlo hoy, pero sí perderlo. Sin alejarnos del objetivo, no perdemos de vista el día a día del entrenamiento”, apuntó Abularach.

Del pequeño Mario que comenzó apenas a los 6 años su recorrido en el futbol americano, con los Jaguares de su natal Torreón, Coahuila, al referente en el que se ha convertido el día de hoy en la Liga Mayor, hay un camino que puede evocar con mucho cariño y satisfacción el dorsal número 6 de los Borregos Puebla.

“El equipo es una familia, todos nos apoyamos, desayunamos, comemos y a veces hasta cenamos juntos, eso es algo que consolida mucho esa parte de equipo-familia. Queremos hacer lo mejor para representar a este campus como se debe”, resaltó.

Tesonero y disciplinado, Abularach no vio acción en su primera temporada a causa de la pandemia, en 2021 se presentó en la temporada de reactivación, sin embargo su consolidación llegó a partir de 2022.

Se adaptó rápidamente al plan de juego e incluso sufrió una metamorfosis en su posición, que él ve como positiva: “Yo llegué jugando como linebacker y el cambio a liniero defensivo me gustó mucho, siempre veo los cambios como algo positivo y de esta posición me gusta el hecho de competir contra una persona, todas las jugadas”.

Estudiante de la licenciatura en Estrategia y Transformación de Negocios, Abularach se ha convertido en uno de los consentidos de la ‘Blue Nation’, pero no se duerme en sus laureles y sabe que tiene que trabajar duro para mantener el nivel y el cariño de su afición. “Ahorita en la unidad creo que es la vez que más jugadores hemos sido linieros defensivos, somos 12. Está padre la competencia, entrenamiento a entrenamiento es ganarte el puesto”, ponderó el liniero de los Borregos.

El acento en la pretemporada del Tec Puebla ha estado en la puesta a punto en el renglón físico, situación que Abularach ha vivido con beneplácito desde el día uno de la pretemporada. “El coach Fisher hizo un énfasis acabando la temporada pasada, él quería que fuéramos mejores, dar un brinco del 100% al 150% y creo que lo hemos logrado. Vamos en un proceso y se ha visto la diferencia en nuestras velocidades, nuestra carga y eso se lo agradecemos al coach Krauss”.

Los Borregos siguen con la mira puesta en una campaña que está llamada a ser histórica, teniendo en Mario Abularach, a uno de los referentes de la trinchera poblana.





コメント


bottom of page