top of page

OSCAR HIDALGO, PRECURSOR Y LEYENDA.


Óscar Hidalgo es el representante poblano más destacado en el automovilismo nacional, su palmarés lo ubica como pionero de nuestro deporte organizado, como piloto, y director de equipo, además de tener unas de las mejores manos para conducir autos de competencia.

Nació en Puebla el 22 de agosto de 1957 y muy pequeño mostró interés por las carreras de autos impulsado por su padre, competitivo y rápido, consigue participar en el Campeonato Mundial de Autos Deportivos en un “TIGA con motor Ford Cosworth” terminando en 7o. con el finlandés Jari Nurminen. Su talento y velocidad lo hicieron destacar y pronto se ganó el reconocimiento del gremio.

Actualmente es una de las leyendas más laureadas del Club Fórmula Ford Vintage que reúne en el más exclusivo club de automovilismo deportivo, los nombres más importantes que escribieron las mejores páginas del deporte en sus inicios, historia pura. Oscar Hidago, es uno de esos grandes que tenemos la oportunidad de disfrutar aún gracias al campeonato del Club, Él mismo nos relata:

“Empecé en la Pony, gané incluso unas 24 horas, pero en los fórmulas la primera vez fue con Enrique Contreras en su Crossle, yo me subí en la horquilla, y desde ahí me encantaron los fórmulas, ya se estaba cocinando la “Fórmula K”, compré dos CDD Líder, que corrió Claus Schinkel uno y yo el otro y de allí empezamos, pero no podía ir a todas, hicimos el autódromo de Puebla, muy ocupado, además se me hacía una categoría muy dispar, los constructores tenían ventajas, así que fui uno de los precursores con Michel Jourdain para hacer una categoría pareja, con todo igual para todos, sólo le podías cambiar resortes y engranes, todo era igualito, se creó la Fórmula Dos.” Nos platica uno de los pioneros de nuestro deporte.

“Incursione con Enrique (Contreras) en un equipo que se llamaba HICO Racing, (Hidalgo-Contreras), compramos dos F-2, la primer carrera, Enrique quedó tercero en León, la segunda la gané yo, en Chihuahua, y de ahí se nos acercó el Sr. Alfonso Guerrero (patrocinador de Esso) y nos empezó a apoyar, Enrique gana Hermosillo y llegan los señores Rafa Isunza, Marco Antonio Interian y Rogelio Malo, que nos pintaron la “joroba” de Marlboro como aquellos Dallara, los pintamos de rojo, con los logos de Esso, Carlos Henkel nos apoyó con los motores, era el de las agencias Chrysler, los motores los preparaba Gerardo del Río. Y luego Rolex nos dio relojes en especie como apoyo y ganamos, Enrique ganó ese año el campeonato y de premio nos dieron el equipo oficial de la Copa Marlboro”, dice entusiasmado el campeón.

Cuatro años tuvieron ese poderoso equipo, Enrique ganó en el 90, Oscar fué el subcampeón en el 91, pero un negocio exitoso le reclamaba tiempo completo y tuvo que dejar su asiento, así que contrató al canadiense ex fórmula 1, Allen Berg, quien conquistó un campeonato y un subcampeonato.

“El equipo se lo vendí a Toledano cuando crearon el famoso team “SARO” 3, de allí hasta el 97, que compró un Fórmula 3 en el campeonato que Toledano estaba formando, se lo compré a mi hijo pero no se quiso subir y me subí yo, el primero año gané una carrera, aquel gran premio “Alfonso Guerrero” en la pista del Hermanos Rodríguez en sentido contrario. Fue grandioso”. continúa el mejor piloto de Puebla.

“Lugo sigo en el equipo Nokia y quedó tercero en el campeonato, con Mario Domínguez y Pérez de Lara, ya quería vender mi auto cuando me llama Fernando Plata, que cuanto quería y tanto y me dice, ya eres piloto Canel’s, estaba corriendo Allen Berg que quedó tercero atrás de Pérez de Lara, pero yo gané el campeonato en el 99”.

Después me retiré, pero compré un Fórmula Renault para mi hijo... tengo la satisfacción de hacerlo campeón y subcampeón en una categoría estelar. Después murió mi esposa, vendí todo y me salí de las carreras, hasta ahora que estamos aquí (en el Club Fórmula Ford Vintage), divirtiéndonos, haciendo lo que nos gusta y haciendo las cosas bien, tratando de apoyar al automovilismo”.

Oscar Hidalgo es permanente protagonista en todas las pistas y categorías en que se ha presentado, debe de estar su nombre junto al de sus compañeros del Club en el mejor museo.

Su carrera en los autos Fórmula Ford es muy interesante, al mostrarnos la historia de las categorías más importantes que se han creado en nuestro país: “Mi primer Fórmula Ford 1600, fue un Swift que le compré a Carlos Turpin, pero como estaba en auge la “Fórmula K” lo convertimos en chasis, F-K y de ahí nacieron los ENCO, ese carro lo modifique lo corrí y al final lo vendí a Héctor y Luis Mier. Quiero hacerlo otra vez, le ando siguiendo el rastro para restaurarlo”, dice quien sabe cuidar muy bien los autos.

Socio fundador del Club Fórmula Ford Vintage, Oscar ha sido campeón de su categoría “CF+” (Club Ford Plus) en su precioso PRS con el famoso número 22, apoyado por “La Vianda” y “Padel Cumbres” pero aunque lo tiene en venta piensa llevarlo junto a su nuevo Van Diemen RF86 a las próximas carreras en Puebla y la de CDMX con el Gran Premio de Fórmula 1 e invitar a algún amigo a la experiencia sin par de manejar un Ford.

“La Fórmula Ford es una categoría fantástica”, nos platica Oscar, “se está poniendo muy competitiva, los autos han ido mejorando muchísimo, se están actualizando, los están renovando, ya son totalmente confiables y se está manejando muy bien”, concluye el primer campeón del nuevo campeonato Fórmula Ford Vintage que vive su segunda temporada este año, por cierto Oscar es el actual campeón y líder del campeonato en la categoría “Club Ford +".

El apoyo de SpeedFest a la categoría está ayudando al crecimiento del Club Formula Ford Vintage México, y se esperan grandes noticias para la categoría y el campeonato, que viajará a Puebla para la próxima cita de la serie en la primera semana de octubre.




Comments


bottom of page