PERG Y GULARTE, CON LA MENTE PUESTA EN VENCER A XOLOS