PERICOS DEJÓ IR TRIUNFO Y SERIE ANTE EL ÁGUILA DE VERACRUZ CON PÉSIMO RELEVO.




Por Ricardo Hernández Esparza


Racimo de 5 anotaciones en el octavo inning le dio la victoria y la serie al Águila de Veracruz sobre los Pericos de Puebla al son de 5 carreras a 2 en el tercer compromiso de la contienda que tuvo como sede el Parque Beto Ávila de Boca del Río, Veracruz.

El pitcher ganador fue Carlos Rodríguez en labor de relevo, bastándole ponchar a Stankiewicz en la octava alta para aspirar a la victoria, en tanto y de manera justa, Yoshell Hurtado cargó con el revés.


Extraordinaria labor de Valdés… que no tuvo recompensa: el apunte.

El pitcher de los Pericos de Puebla, José Alfredo Valdés tuvo una noche extraordinaria en la lomita de las responsabilidades, maniatando en 4 imparables a los cañoneros veracruzanos a lo largo de 7 entradas en las que ponchó a 8 enemigos, otorgó 3 pasaportes y acepto un toque de sacrificio, pero su gran ‘pecado’ fue rebasar la centena de lanzamientos al plato, por lo que ‘jugando con el librito’, el manager Carlos “La Chispa” Gastelum decidió mandarlo a descansar por lo que ya no salió para el octavo episodio en el que el lamentable relevo de Yoshell Hurtado y Ulises Joaquín tiraron a la basura el gran trabajo de su compañero. Las cosas como son.


El juego.

Luego de 3 herméticas entradas lanzadas por Daniel Reyes por Veracruz y José Valdés por Pericos, la escuadra poblana timbró en la apertura del cuarto episodio en los spikes de Daniel Sánchez que se había embasado con imparable, llegando a tierra prometida con elevado de sacrificio de Drew Stankiewicz.

El choque siguió su curso con una interesante batalla en la lomita entre el dominicano Valdés y luego de que salió Reyes por los del puerto, entraron los relevistas Zavala, Solís, Barraza, López y Carlos Rodríguez que se comportaron a la altura de las exigencias de su rival, hasta que el abridor de los angelopolitanos salió y entró Hurtado a cambiar el panorama.


El octavo fue el fatídico.

Con Yoshell Hurtado en el montículo por los Pericos de Puebla, Alejandro Ortiz abrió el octavo inning con imparable entre jardín central y derecho, en tanto Yasiel Puig era dominado con línea a segunda base, pero entonces apareció Héctor Gómez conectando doblete por la misma zona, decidiéndose desde el dugout dar la base por bolas intencional a Jesús Valdés para llenar la casa, tras lo cual el manager angelopolitano decidió jalar por Ulises Joaquín para enfrentar a Kevin Flores que entró como bateador emergente y el ex Perico lo recibió con hit productor de la carrera del empate, pero todavía faltaba que El Águila hiciera más daño, ya que Alan Espinoza se embasó en pifia de Drew Stankiewicz que le permitió a Gómez anotar la del despegue y después Eduardo Arredondo pegó de hit productor de 2 carreras más en los spikes de Valdés y Leonardo German, este último habiendo entrado al juego como corredor emergente en lugar de Kevin Flores, cerrando la cuenta Espinoza al llegar a tierra prometida gracias a un elevado a la pradera izquierda que le permitió a Alan anotar en pisa y corre.


Reacción frustrada.

Ya con la desventaja de 4 carreras en la pizarra (1-5), Puebla intentó armar un ataque agónico en el noveno rollo ante los lanzamientos de Ryan Kussmaul que empezó dominando a Guzmán en elevado al center, pero la situación se le empezó a complicar al regalar pasaporte a David Olmedo Barrera y tolerar imparables espalda con espalda de Wilin Rosario y Danny Ortiz, llenándose la jaula, por lo que Raúl de los Reyes entró al relevo sólo para aceptar el imparable productor de Gorkys Hernández que produjo la segunda carrera de los poblanos.

Sin embargo, cuando parecía que Pericos armaba un regreso espectacular, Toño Lamas conectó potente batazo a segunda base donde Amarista pegó un brinco espectacular para quedarse con “doña Blanca”, y todavía le alcanzó para “prender” a Danny Ortiz que ya había emprendido la carrera hacia la tercera base, dando con ello por concluido el juego.