RESCATA PERICOS EL ÚLTIMO DE LA SERIE ANTE MARIACHIS POR 9 CARRERAS A 5.







Por Ricardo Hernández Esparza


Destacada labor del pitcher dominicano José Alfredo Valdez quien tuvo el apoyo a la ofensiva de sus compañeros con 14 imparables, le permitió conducir a los Pericos de Puebla a un triunfo por 9 carreras a 5 sobre los Mariachis de Guadalajara en el último juego de la serie disputada en el Parque Panamericano de Zapopan, Jalisco.

Valdez, pitcher ganador, lanzó por espacio de 7 innings en los que enfrentó a un total de 27 rivales, aceptando 6 hits y 2 carreras, una por la vía del cuadrangular, ponchando a 9 adversarios. Ulises Joaquín se apuntó el salvamento. El hombre que cargó con el descalabro fue Zack Dodson.


El juego.

Pericos tomó ventaja en la pizarra en la segunda entrada cuando, tras haberse ido ponchado Lamas, Stankiewicz y Daniel Sánchez ligaron imparables, colocándose Drew en la antesala, por lo que aprovechó el elevado al jardín central de Alberto Carreón para anotar en pisa y corre poniendo la pizarra 1-0 a favor de los poblanos.

Los Mariachis no tardaron en responder, y lo hicieron con el batazo grande en el cierre de la segunda entrada a través del cuadrangular por el rumbo de la pradera derecha de Jesse Castillo, empatando el encuentro.

Sin embargo, en la apertura del tercer inning la escuadra poblana volvió a hacer daño al pitcheo del abridor Zack Dodson. Guzmán se embasó con infieldhit y tras balk del lanzador, se instaló en la segunda base, mientras David Olmedo Barrera llegaba a la inicial por la vía del golpe; rodaría Reyes para forzar a Olmedo Barrera en segunda, con lo que Guzmán avanzó a la antesala, donde parecía que se quedaría luego de que Dodson ponchara a Ortiz para el segundo out, pero en pleno enfrentamiento con el bateador Lamas, en un pitcheo errático, el cátcher perdió la pelota unos segundos, suficientes para que Reyes se estafara la segunda base y en ese movimiento, Guzmán se animó a correr al pentágono, llegando safe con la segunda carrera de los Pericos. El capítulo concluiría con elevado al jardín izquierdo de Lamas.

De ahí en adelante el pitcheo dominó hasta que en la sexta entrada los poblanos lanzaron la voz de ataque ya con un out en la pizarra tras el elevado de Ortiz al jardín central, recibiendo Lamas el pasaporte y después Stankiewicz logró imparable, lo que hizo explotar al pitcher abridor de Mariachis, Zack Dodson, entrando en su lugar Lenix Osuna que arrancó su trabajo aceptando doblete productor de Sánchez al jardín izquierdo. A Carreón le dio la base intencional para llenar la jaula de Pericos, pero la estrategia no funcionó pues Juan Kirk conectó imparable que remolcó dos anotaciones más para colocar el marcador en ventaja para la escuadra angelopolitana 5 a una.

Mariachis descontó con una anotación en el cierre del sexto rollo con hit productor del “Titán” González que remolcó a Beau Amaral para poner la pizarra 5 a 2.

Sin embargo, esta vez, a diferencia de los dos primeros compromisos de la serie, los Pericos siguieron atacando el pitcheo tapatío, sumando dos rayitas más en la octava entrada, gracias al jonrón de David Olmedo Barrera que encontró en las bases a Carreón, colocando el marcador 7 a 2.

Pero los Mariachis no iban a entregarse ni mucho menos, de ahí que viniera una reacción en el octavo episodio ante el relevista Esteban Haro luego de la estupenda labor de Valdez que se fue a descansar al concluir siete entradas. Pues bien. Haro comenzó su trabajo dominando a Amaral, pero con Sardiñas perdió el combate, obsequiándole la base por bolas para llegar a la primera base donde no tardó mucho, pues terminó estafándose dos almohadillas, mientras Adrián González era dominado con línea a la segunda base. Ya con dos outs en el episodio, Niko Vázquez conectó hit productor y después Jesse Castillo se voló la barda por la pradera central derecha, remolcando dos anotaciones más que pusieron la pizarra 7 a 5, lo que hizo salir del partido a Haro, dejando su lugar a Ulises Joaquín que ponchó a Anthony García para concluir con el daño tapatío.

Con lo que no contaba el manager local, Benjamín Gil, es que su cerrador Pedro Rodríguez no podría contener la ofensiva verde en la novena entrada, ya que el lanzador aceptó 3 hits consecutivos con los que se llenó la jaula de Pericos, y si bien es cierto ponchó a Carreón, imparable del bateador emergente Eric Aguilera al jardín central, produjo las carreras 8 y 9 de la novena visitante para poner las cosas 9 a 5, que ya resultó inalcanzable para la escuadra tapatía.