top of page

VITAMINA PARA EL BULLPEN EMPLUMADO.


De cara a la postemporada, los Pericos de Puebla refuerzan su pitcheo, con la llegada del experimentado lanzador Roel Ramírez, pitcher relevista que ha jugado en la Gran Carpa y ha vestido la franela de la Selección Mexicana.


Roel Octavio Ramírez nació en Laredo Texas el 25 de mayo de 1995. Fue firmado a la edad de 18 años por los Rays en la temporada del 2013. En el 2015 participó en el Juego de Estrellas de la New Yor-Penn League con la novena Hudson Valley Renegades. Con Tampa Bay se mantuvo hasta el 2018, en esa campaña cambió de aires para formar parte de los Cardenales, organización con la que tuvo la oportunidad de jugar en MLB, en las temporadas de 2020 y 2021, tras tener buenas actuaciones en Clase AA y AAA, sin embargo, en ese 2021 terminó el año jugando Syracuse, principal sucursal de los Mets. En 2022 y 2023 se enroló con los Bravos de Atlanta y, en ambas campañas jugó en AAA de la International League con los Gwinnett Stripers.


Cuenta ya con experiencia en LMB, en el 2022 jugó con los Toros de Tijuana, se desempeñó como pitcher relevista, tuvo foja de 1-0 con 1.17 de efectividad, participó en 16 juegos.


Lleva dos años jugando en la Liga Mexicana del Pacífico, en la 2021-2022 jugó con Obregón, mientras que, en el invierno reciente jugó con los Tomateros de Culiacán.


Roel Ramírez formó parte del roster de la Selección Mexicana que participó en el Clásico Mundial, de hecho, él tomó el lugar de Julio Urías en la semifinal ante la selección de Japón, en las semifinales de aquel certamen.


Viene con excelente ritmo, debido a que, en recientes días tuvo su último relevo con Gwinnett, tirando par de entradas ante Norfolk Tides, principal sucursal de los Orioles de Baltimore.


Comentários


bottom of page